dancingwithrivers: Pesca y Naturaleza

DWR Team

¡Donde pesca , conservación y naturaleza se fusionan en una!

CARPFISHING INVERNAL

Escrito por dancingwithrivers 18-01-2017 en CARPFISHING. Comentarios (0)

Si, es cierto...en esta época apetece una manta y un sofá donde estar calentitos...pero tentar carpas en esta estación puede resultar de lo mas interesante al igual que gratificante.

En invierno, la carpa, al igual que muchos peces entra en " modo winter " es decir, reduce su actividad, por lo tanto es mas lenta. Por esta razón y la creencia de que invierno no son pescables, son muchos los pescadores que optan por no pescarlas en invierno. Para mi el invierno es una época genial para pescarlas por tres sencillas razones: 

- Debemos de plantearnos un reto constantemente.

- Las orillas de pantanos, lagos, ríos y demás masas de agua son un remanso de paz. Podemos incluso estar solos en todo un pantano.

-La pesca de un ejemplar de carpa en invierno es super gratificante y a nivel personal, proporciona una motivación para seguir pescando toda la temporada.

Así pues, cuando estamos en la orilla nos asalta la duda de.. y ahora que? Como las localizo? No hay problema , otros tres consejos para localizarlas en invierno. 

- Busquemos sitios con cobertura, tanto vegetal como cualquier infraestructura ( construcciones, puentes, muros...)

-Si conocemos de algún sitio que aporte agua mas caliente, no lo dudéis, las carpas estarán merodeando por allí. 

-Explorad previa y brevemente la zona donde vayáis a pescar para ver cuales son las zonas donde mas "pega el sol" y procurad buscar zonas que estén resguardadas de ese viento que viene del norte.

Sin duda estos tres consejos son super útiles cuando queremos enfrentarnos a una sesión de carp invernal. Después de localizar un buen sitio para apostar las lineas con sus cebos correspondientes viene otra gran duda que puede asaltarnos... Que cebo uso? Cuanto cebo? 

Pero.....antes de esas dudas deberíamos de tener unas cositas claras, que pueden ser la clave en esa sesión y evitarnos un posible bolo. SUPER IMPORTANTE !

-Debido a que, como antes he citado, la actividad de las carpas disminuye, igual disminuirá su "agresividad" por morder nuestros cebos, por lo cual, bajo mi experiencia, recomiendo usar unos anzuelos que estén bien ( que no estén gastados, despuntados, etc) y que estén afilados, en principio parece una tontería, pero no lo es, pues puede ser la diferencia entre tener una carpa en nuestra alfombra o no tenerla.

-Las alarmas debemos de ponerla en modo " MEGA SENSIBLES" , pues en época invernal una picada puede ser unos ligeros toques de alarma, lejos de esas carreras a la que nos tienen acostumbrados en otros meses. A su vez, gastemos hilos poco, poco, poco elásticos, detectaremos antes la picada. 

-Seamos super silenciosos, procuremos no andar mucho por la zona y mantengamos el sigilo que nos caracteriza. Unas pisadas cerca de las cañas o alguna voz mas subida de tono puede hacer desconfiar a nuestras amigas que pululen cerca.

Y ahora si...Que cebo uso ? Cebamos mucho o poco ? Cuanto cebo ? 

- Para cebar es mucho mejor desmenuzar y triturar los boilis, cebos estrellas del carpfishing por excelencia, transformándolos en pequeñas partículas ( Mucho mas apetecible para la carpa en estos meses fríos )

-Asegurémonos de no hacer un cebado muy copioso, pues nuestras amigas se podrían saturar y decir "nanay"

-En base a mi experiencia, en sesiones de invierno el asticot me ha funcionado muy bien. Tengamos en cuenta que un montón de "bichitos" moviéndose es una manera muy "natural" de atraer a las carpas a comer. No descartéis los boilis, pero tened muy en cuenta los asticots.

-Retrocedamos al montaje clásico, boili colgando del hair y al agua, no hay mas! ( Podemos acompañar con una pequeña bolsita de pva )  

-Usemos cebos que sean de fácil digestión para la carpa.

Después de estos consejos, una sesión en invierno os puede resultar muchísimo mas "fácil". Así pues, no deja de ser un reto que os animo a que probéis aquellos que no os guste pescarlas en invierno. Debemos de ser conscientes de que es mas "difícil" pescarlas que en otras épocas...si, pero no imposible.

Ahh !! se me olvidaba...de las carpas hemos hablado...pero y de nosotros?

Abrigaros. Si tenéis doble capa para el biwi usadla, aísla un montón del frío. El caldo/sopa caliente es algo que no debería faltar entre nuestro equipo para mantenernos calientes en esas sesiones duras de invierno. Procuremos alejarnos de esas corrientes de aire gélido que nos pueden dejar "pajarito", aparte de nuestro refugio usemos en su sensata medida el entorno para refugiarnos. Gastad un buen saco térmico, super importante, nos mantendrá calientes durante la jornada, ademas podéis acompañarlo de una manta también, cuanta mas azúcar mas dulce. Los amantes del carpfishing disfrutamos mucho de estas jornadas duras de invierno...la recompensa es muy gratificante.

Mucha suerte en las orillas !! 

Ya saben lo que dice el dicho carpero....

Cuando el grajo vuela bajo...la carpa tira del carajo.

UN SALUDO DE DWR TEAM ! 






DESCUBRIENDO LOS LAGOS DE ANDORRA.

Escrito por dancingwithrivers 28-09-2016 en PESCA. Comentarios (0)

Después de un verano de muuuuucho trabajo , hoy por fin, queremos hablaros de Andorra, ese pequeño país situado entre España y Francia. Adorado por muchos pero ignorado por otros muchos. Al escuchar Andorra se nos viene a la cabeza sus pistas de esquí y sus tiendas con precios más bajos, pero Andorra es más que eso. NATURALEZA EN ESTADO PURO. No debemos olvidar su enclave geográfico, dentro de los pirineos, ni debemos olvidar sus aguas cristalinas y puras que albergan preciosas truchas. No deben de quedarse solo con lo que ven, deben de ir más allá y encontrar paisajes que nunca se imaginarían que pudieran estar en un país tan pequeño. Andorra tiene algo especial, algo se respira en el aire que te encandila. Es el sitio ideal para los amantes de la pesca y de la naturaleza. Podrán pescar truchas y salvelinos, contemplar sus lagos glaciares, andar por sus montañas, esquiar o dar un paseo por sus tiendas. No pierdan la oportunidad de visitar este país porque cuando hayan ido una vez querrán volver. A continuación os vamos a contar nuestra experiencia por Andorra y guiaros por los lagos que alberga este pequeño pais.

- LAGO DE ENGOLASTERS

Este lago esta situado en Encamp y es el más fácil de acceder de los tres. El coche se puede aparcar muy cerca del lago, al lado del restaurante. La distancia a recorrer es de 2 km con un desnivel de 300 metros. En este lago podremos pescar cómodamente desde toda la orilla. Aquí no aconsejamos mosca porque el agua es mas turbia, así que lo mejor sera coger una cucharilla, un pequeño señuelo o incluso lombriz. A parte de la pesca también tenemos un circuito para bici y varias actividades más por si os animáis a probar otras cosas. De este lago, debemos de decir que es artificial , debido a que se usaba para conseguir luz, pudiendo visitar el museo de lo que antes era esa central, aun así su encanto es brutal. 

En este lago, años atras tuve una experiencia narrada en el blog con sus truchas.

-ESTANYS DE TRISTAINA

Estos lagos pertenecen a la parroquia de Ordino y están situados aproximadamente a 2300 metros de altitud. Para llegar solo debemos de seguir la carretera CG-3 hacia lo más alto de Arcalís, aparcamos el coche en el restaurante de la zona y ya subimos a pie. La dificultad para subir es fácil, son unos 4 km el recorrido de los lagos y tiene un desnivel de 220 metros. El primer lago lo encontraremos a 25 minutos de donde hemos estacionado el vehículo. Para los que queráis ir a pescar, deberéis de sacaros la licencia de pesca en cualquier puto de información de Andorra. Su precio ronda los 10 euros si queremos pesca sin muerte. Os divertiréis con las truchas de alta montaña y con suerte podréis pescar algún salvelino. Podéis probar a mosca o con cucharilla (Tened presente el tema pesca con muerte o sin muerte, dependiendo de la licencia que hayáis pedido) 

Para los que simplemente queráis hacer la ruta solo debéis de llevar buen calzado, ropa cómoda y una mochila con agua.

                

 


-ESTANYS DEL JUCLAR

Este lago se encuentra en Incles (Canillo), el coche lo aparcaremos en el parking y a partir de ahí comenzará la ascensión al lago. Su dificultad es fácil, aunque es el más costoso de subir de estos 3. La subida cuesta unas 2 horas y tiene un desnivel de 461 metros. Esta a 2300 metros de altitud y podemos encontrar un refugio donde descansar, reponer fuerzas y por supuesto, disfrutar del paisaje. Su ruta esta indicada con flechas pintadas en la roca para que no nos perdamos. Detrás del lago tenemos ya las montañas francesas y si os gusta hacer senderismo y estáis animados a caminar podéis seguir la ruta y llegar hasta lagos franceses. Para los pescadores, debemos de decir que este lago tiene el agua muy cristalina y podemos ver en las orillas alevines de truchas. Aquí las truchas son muy agresivas y tenemos que tener cuidado de no ser vistos ya que el agua es muy limpia y enseguida nos verán. Nosotros pudimos coger una trucha muy luchadora que después de hacernos la correspondiente foto la devolvimos al agua. A  continuación os dejamos con algunas fotos.

Estany de Juclar.

Lugar de aparcamiento.


Sendero marcado con flechas.



La trucha de cien kilos de ilusión.

Escrito por dancingwithrivers 26-04-2016 en PESCA. Comentarios (0)


No hay viaje que haga que no lo haga con cañas, algún que otro aparejo y señuelos de pesca.

Es increíble ver las truchas esperando en el rio a que algún insecto o cualquier otro alimento caigan en su camino para devorarlo.

Permanecen quietas, esperando ese codiciado momento para ellas. ¿No les llama la atención a ustedes?

¿Han vivido ese preciso momento en el que la adrenalina te recorre todo tu cuerpo, sabiendo que al otro lado de la línea llevas una fantástica trucha?

Siempre he prestado un gran interés a los ríos, de reafirmo que son las venas y las arterias de este planeta. Llenan de vida todo a su paso, fíjense ustedes mismos, ya no hablamos de truchas en cualquier rio de montaña, estamos hablando de vida.

Chopos a los lados del rio, vegetación de ribera en general, ¿es alucinante lo que el agua que llevan estos puede hacer verdad?

Recuerdo un viaje que hice a Andorra, precioso país lleno de montañas y lagos, ríos, riachuelos, arroyos y demás belleza paisajística.

Recuerdo que estaba ilusionado por llegar, amigos míos me encargaron algunos detalles que podía comprar por esas tierras, que son algo más baratas que aquí en España. Así era, estaba bastante ilusionado en ir, pero sinceramente, dejémonos de tiendas y compras...

Lo que yo buscaba en ese viaje era conseguir una trucha de esas de ensueño, de las que te quitan el hipo. Ya antes de partir hacia Andorra había buscado bastante información sobre la pesca en esas tierras, lagos, técnicas etc.

Recuerdo que la habitación del hotel, era la ideal. Nada más abrir la ventana de la habitación tenias el Valira, bajando fuerte, haciendo el peculiar ruido del fluir del rio. Recuerdo que antes de bajar a desayunar y a cenar me quedaba contemplando embobado el rio.

Y después de compras, visitas, rutas y demás visitas interesantes, llego la más interesante de todas, la visita al lago Engolasters, un lago situado a pocos kilómetros de Andorra la Vella y Escaldes Engordany. Un lago bastante bonito, con Pinus sylvestris rodeándolo. De aguas cristalinas y fondo fangoso y pedregoso, se podían contemplar algunas truchas que subían a la superficie de manera muy curiosa.

Y allí estaba yo, delante de ese precioso paisaje compuesto por unas aguas cristalinas y pinos, pero por supuesto el principal atractivo de ese paraje, eran sus truchas, por lo menos para mí.

Primero rodee el lago mirando sus puntos curiosos y zonas de más y menos profundidad. Así, después de acabar esta tarea, tire mano de mi chaleco y saqué algunos señuelos artificiales que me había llevado aposta para tal encuentro con las truchas.

Llevaba un par de cucharillas y un pez artificial. Decidí poner la cucharilla y apostar por lanzar cerca de un muro, donde había visto  unas cuantas truchas subir a superficie, así que lancé la cucharilla y esperé picada.

Así estuve bastante rato, parte de la mañana, cambiando entre cucharilla y señuelo, y no tocaba nada, no se dignaban a entrar en mi “engaño”. Así que pare un rato, saqué de mi bolsillo del chaleco un cigarrillo, lo encendí y recapacite sobre las truchas de este lago, corrían varias teorías en mi cabeza, no sabía que es lo que ocurría en ese lago, si no estarían acostumbradas a mis señuelos o preferían otro tipo de “comida”.

No me desanime, al contrario, estas cosas como pescador te hacen crecer y depositar mas fe en ello, así que después de acabarme el cigarrillo, retomé la marcha, caña en mano y volví a analizar el precioso y curioso lago.

Después de un rato observé a otros dos pescadores no muy lejos de mi posición, por la manera de pescar intuí que serian de la zona y sin más, un poco confuso por el poco éxito que habían tenido mis señuelos, decidí ir a hablar con ellos, a ver si podían aportarme el granito de arena que le faltaba a ese día y podía tener más éxito con las truchas.

Eran dos pescadores entrados en años, tal vez tenían experiencia…o no. Estuve hablando con ellos y vi que usaban gusanos y caña al fondo, en cuestión de cinco minutos sacaron dos truchas bastante buenas, pero algo no me cuadraba, cebo vivo en vez de señuelos fue mi primera teoría. Tal vez esta teoría seria la acertada si querías hacerte con un buen número de ejemplares. Pero yo no buscaba la cantidad y menos llevármelos a casa, sino el hecho de con mis métodos de spinning “traídos de España”, engañar a las truchas de estas tierras, que seguían reacias a mis señuelos.

Me dijeron que no haría nada con mis señuelos en este lago.

Esa fue su respuesta, pero yo no estaba de acuerdo con ella.

Me hubiera gustado contabilizar las veces que por mi cabeza se pasó la idea de:

¿Porque con estos señuelos en este lago… No?

Deje atrás estas preguntas que me hacía a mí mismo y decidí seguir con mi propósito, agradeciendo el argumento que me habían dado estos dos pescadores.


Decidí seguir con el señuelo por la parte delantera del lago, que tenía poca profundidad, recogía rápido, despacio, profundizaba mas, profundizaba menos, pero no había movimiento alguno.

Ya se acaban mis horas de pesca y tenía que marchar pronto de aquel lago. Así que decidí subir a una piedra que estaba en la orilla y lanzar mi señuelo de una manera más certera, de repente vi pasar un reflejo plateado que no se me olvidara en la vida, seguí atento recogiendo mi señuelo, despacio y con algún leve tirón, hasta que llego el momento clave del día, esas decimas de segundo que notas que hay algo al final de tu línea , y efectivamente así fue, la lucha entre el querido y buscado pez duro unos largos y eternos segundos , donde mi caña de spinning quedo arqueada por un tiempo , no se dejaba recoger , estiraba cual caballo al carro, no quería saber nada de mí, podríamos decir... Después de unos segundos conseguí sacarla a tierra y ya en la orilla, el pez me demostró que jamás hay que rendirse, ya que pego un par de saltos, se soltó del señuelo, cayó en los cuatro dedos de agua que habían y antes de que pudiera cogerla, me abandono a mí, a mi caña y mi señuelo, nadando para el fondo del lago.

Mi cara se quedó descompuesta por unas milésimas de segundo, a lo que le respondió una gran sonrisa de victoria de oreja a oreja.

Sin más, y con la imagen de la trucha saltando y escapándose a las profundidades de aquel lago, me dispuse a recoger la caña y guardarla en su funda.

Al cabo de 10 minutos ya estaba en el coche, bajando a Andorra, pero con la experiencia aquella en la cabeza, miraba por la ventanilla del coche hacia el cielo y veía la trucha como nadaba libremente por el fondo. Una vez más la naturaleza me dio una lección. La constancia fue vital en encontrar a mi trucha y vital en que la trucha volviera a su hábitat, allá en el fondo de ese lago.

Nunca deja de sorprenderme la naturaleza, por todos los lados derrocha sabiduría y de vez en cuando, por no decir siempre, te suelta alguna moraleja.

Jamás olvidé aquella trucha y mientras siga cuerdo…dudo que la olvide.


Marjal dels moros

Escrito por dancingwithrivers 04-04-2016 en Marjal dels moros. Comentarios (0)

Hoy queremos hablaros de un pequeño paraje situado entre los términos municipales de Puzol y Sagunto, llamado la Marjal dels moros. Es un humedal donde podremos disfrutar de una gran variedad de aves que habitan allí. Es un humedal que aún se conserva, gracias a la acción de los ayuntamientos para preservarlo y dotándolo de mejoras. Antiguamente abarcaba desde las cercanías de Valencia hasta Canet den Berenguer. Ha sufrido un gran declive por la construcción de viviendas en primera línea de playa y por la desecación de sus aguas para usarlo como terrenos agrícolas. Desde el año 1996 debido a la cantidad de aves ( residentes y migratorias que posee ) se le otorgo ser zona ZEPA ( Zona de Especial Protección para las Aves ) y además se declara como zona LIC ( Lugar de Interés Comunitario ). 

A quien le guste observar aves y algún pequeño mamífero o simplemente disfrutar de la naturaleza, solo tiene que coger unos prismáticos y un buen calzado para poder caminar cómodamente. En este parque tenemos las rutas marcadas y puede ir cualquier persona, ya que el grado de dificultad es mínimo dado que el terreno es llano.

El parque dispone de infraestructuras varias , tales como pasarelas, paneles informativos y observatorios de aves (Hides).

Detalle de observatorio del parque y panel informativo sobre actividades 

relacionadas con el parque natural , tales como agricultura o ganadería.

 








Detalle de las pasarelas de madera para caminar por encima del humedal. 

En el parque observaremos muchos tipos de fauna, desde mamíferos tales como zorros, pequeños roedores y conejos hasta cercetas, gran variedad de ánades, gaviotas, cormoranes, cigüeñuelas, fochas, flamencos y un largo etcétera de aves. Observaremos también diferentes tipos de peces tales como carpas, llisas y gambusias. Existen poblaciones de Fartet ( Aphanius iberus ) y Samaruc (Valencia hispánica). También hay gran variedad de flora y tenemos que destacar el limonium dufourii, siendo esta una especie de planta endémica de la Comunidad Valenciana. Por supuesto , la actividad cinegética y piscícola en el parque esta totalmente prohíbida. 

 

Focha común ( Fulica atra ) y hembra de Ánade azulón o real ( Anas platyrhynchos )

Ejemplares de Cigüeñuela común ( Himantopus himantopus ) alimentándose en el humedal. 

Ejemplares de Fumareles en una laguna. 

Por la tarde podremos observar como bandos de Cormoranes (Phalacrocorax carbo) vuelven a las lagunas para descansar. 


Estas y otras muchas mas especies podremos encontrar en este magnífico lugar. Esperamos que os sirva de ayuda este post y vayáis a visitar este humedal, ya que se encuentra a escasos 20 km de Valencia capital.

Un saludo de DWR TEAM!










PESCADORES DE MERLUZAS EN RÍOS TRUCHEROS.

Escrito por dancingwithrivers 11-02-2016 en PESCA. Comentarios (0)

Pescadores de Merluzas en ríos trucheros.

El despertador sonó alrededor de las cinco de la mañana. El día, aparte de frío, me pintaba genial. Truchas, río y tranquilidad después de una semana de trabajo y estudio. Plan genial. El café caliente me espabiló. Cogí mi mochila y demás “trastos” y salí de casa.

Cargue mi equipo en mi coche, arranque y a hacer carretera hasta llegar al río. El trayecto dura una media hora aproximadamente. Los campos de naranjos me acompañaban prácticamente todo el viaje . Apenas había vehículos circulando.

Llegué al río, aparque el coche en una explanada grande , me encendí un cigarrillo y me quede embobado mirando el río durante unos minutos. Enseguida pensé en las truchas que albergaba ese río y apague mi cigarro y me dispuse a preparar mi caña y mis señuelos. Me quite las botas para ponerme el vadeador, me puse el chaleco, cogí algunas cajas pequeñas de señuelos y cucharillas y las coloqué en mi bolsillo derecho del chaleco , para tenerlas lo mas a mano posible. Monte el carrete en mi caña y pase el hilo por todas las anillas, coloque el clip en la parte final y enganche un señuelo de superficie pequeño y muy llamativo.

Solo se oían gorriones y el agua que seguía su curso. Cerré el coche y con todo preparado baje unas escaleras que me conducían al rio. Me metí en el río, abrí el pick up de mi carrete y lance mi señuelo. El señuelo voló unos metros e impacto contra el agua. Recogía lentamente, con el agua en contra, y a unos 7 metros de mi vi un destello en el agua, el hilo se tenso.

La lucha duro muy poco tiempo, en pocos segundos tuve en mi mano una trucha arco-iris algo mas grande que la palma de la mano. La desanzuelé i la devolví al río otra vez. La mañana empezaba bien, nada más llegar, obtuve una picada a mi señuelo. Continué pescando pero durante media hora no tuve picada. Me moví de sitio y baje río abajo, la tabla era perfecta. Lance el señuelo y recogí durante otra media hora y nada, no conseguía tocar truchas. Continúe descendiendo y localice un tronco seco, donde me senté a descansar cinco minutos. A los dos minutos de estar descansando vi una furgoneta que circulaba por el río y que se detuvo en paralelo a mi .bajo la ventanilla, era un hombre mayor. Deje la caña apoyada en el tronco y me acerque a el , me pregunto que tal iba la mañana , le comente mi hazaña mañanera y me dijo que el iba a tentar a las truchas un rato y cuando se cansara se iría a casa. Apago el motor de la furgoneta y se bajo de ella, me tendió la mano y se presento. Se encendió un puro y después de una breve conversación de escasos cinco minutos se marcho deseándome suerte.

Volví a bajar al río,cogí la caña apoyada en el tronco y volví a lanzar . Así continúe durante un buen rato hasta que el brazo me pedía unos segundos de descanso. Así continúe lanzando y parando hasta que las agujas de mi reloj marcaban las diez de la mañana.

Pare en el tronco, saque un bocadillo de mi mochila y un refresco y me puse a almorzar.

El señuelo volvió a mojarse y el hilo se tenso. Esta vez la lucha fue de lo mas divertida, una trucha de un kilogramo estaba en mi sacadera. Me hice un par de fotos con ella y la devolví al agua .Continué lanzando la caña sin parar y las truchas no paraban de atacar a mi señuelo. Así continué casi una hora , lanzar y bingo.

Unos ruidos de la parte alta del rio me hicieron volver al mundo real. Abandone la tabla y subí hacia la zona de donde provenían esos ruidos. Eran cuatro chavales de mi edad que estaban en la orilla con dos cañas lanzadas a fondo. Me acerque a ellos y me miraron con cara extraña.

Les salude y ellos me correspondieron con otro saludo. Me preguntaron si en este río había algo de pez, y yo les dije que sí. Se despidieron de mí y yo continúe mi marcha.

De pronto un chaval se metió al coche y puso la música a todo volumen. Seguían sentados en sus sillas disfrutando de unas cervezas.

Desde mi posición escuchaba la música y los gritos de estos chavales. Los observe unos instantes y vi como le tiraban piedras y palos al río para que posteriormente su perro las sacara. Así continuaron toda la mañana, música y cerveza en la mano. Me distancie de ellos bastante y los perdí río arriba.

Continúe lanzando y de vez en cuando alguna intrépida trucha se encariñaba de mi señuelo.

Así continúe hasta que mi reloj marcaba la una de la tarde. Salí del río por una vereda y me dirigí hacia el parking donde estaba mi coche. La palabra genial resumiría mi jornada en el río. Al acercarme al parking vi a estos chavales y me volví a acercar a ellos. La primeras palabras fueron si había cogido algo , yo les conteste sinceramente , contándole las hazañas trucheras de esa jornada. Me miraban atónitos.  El chaval que estaba más a mi derecha volvió a lanzar una piedra al agua para que su perro fuera a por ella. Seguimos comentando cosas de pesca tales como el cebo empleado por ellos, las cañas y el tiempo , que aunque hacia frío , el día, en general se había quedado bueno. Les comente que tenía que marchar y se despidieron de mi diciendo :

  -a ver si cogemos algo, que no hemos pescado nada en todo el día.

Les sonreí y para mis adentros, dije:

-  Pues normal que no hayáis cogido nada…

Subí por las escaleras que llevaban al parking dejando atrás a los chavales. Una vez arriba me quite el vadeador, el chaleco, guarde los señuelos , la caña y observe que se marchaban(tardaron en recoger sus cosas menos que yo en guardar mi caña y mi señuelo) , el coche de los chavales marchaba por el camino paralelo al río hasta que hubo desaparecido.

Antes de meterme observe unas latas de cerveza vacías que habían dejado en la orilla del río. Baje, las recogí y las tire en la papelera más cercana, que no distaba ni 50 metros de donde estaban estos chavales. Subí al coche , me senté , arranque y me alejaba del rio mientras mi cabeza decía :

-  ¿Realmente eran Pescadores?

JUZGUEN USTEDES MISMOS.